Barra de Menu

15 oct. 2010

Mirada Siniestra - Ramón Francisco Jurado

Una ola de despiadados homicidios inaugura un reino de terror. Para algunos, las muertes son obras de El Fraile, un hombre que años atrás protagonizó una serie de crímenes similares. Para otros, detrás de esta nueva matanza se encuentra un astuto impostor. Mientras que las autoridades intentan en vano poner fin a la violencia, un joven escritor llamado Javier Vasquéz se halla a si mismo en el vértice de un secreto, desgarrador y a medida que la masacre aumenta, solo una cosa queda clara: Nadie está a salvo.

Ramón Francisco Jurado incursiona con audacia en un thriller convincente estructurado con inteligencia. El protagonista es un asesino voluptuoso, actúa apasionadamente, siente el placer de matar. Cada crimen es un enigma, es la violencia racional llevada al extremo.

En mirada siniestra distintos destinos se precipitan a toda velocidad en un curso de colisión del cual sólo los más capaces saldrán con vida. El misterio del impostor apuñalará las vida de todos sus protagonistas, y aquellos que logren sobrevivir se verán irremediablemente cambiados por la macabra verdad detrás de la sangre derramada.

Un asesino en serie en Panamá?! are you kidding mee?! haha gosh como me gustó este libro y lamento haber demorado tanto para comprarlo, fue de esos libros que no puedo soltar hasta terminarlo.  


Llamenme sádica pero de esta historia me gustó cómo se describieron  los asesinatos, cometidos por una persona realmente desiquilibrada que disfrutaba hacerlo. 

Lo único que no me gustó de este libro (y de los otros dos del autor) es la portada, el concepto no es malo pero parece un arte hecho en paint, mi novio o hasta yo podríamos hacer un trabajo mejor sin ser expertos. 

Sin ánimos de ofender a la persona que diseña las portadas de este autor. En serio, necesitan verse mejor en futuras ediciones.


Este libro lo compré en la feria del libro del 2009 afortunadamente cuando pasaba pensando si comprarlo o no, el autor estaba ahí y me convenció y me lo firmó también.

Visiten el blog del autor Ramón Francisco Jurado